¡Hola!

Las radiografías en perros suelen realizarse en presencia de las enfermedades y lesiones siguientes: Fracturas de huesos, deformaciones óseas o inflamaciones. Enfermedades dentales y maxilares. Alteraciones del tejido pulmonar por gusanos pulmonares, cáncer de pulmón o retención de líquidos patológica.